4 verdades sobre el exceso de peso

Blog

Probablemente no exista una condición médica más incomprendida que la obesidad, por lo que en honor al Día Mundial de la Obesidad, aquí hay cuatro VERDADES sobre la obesidad.


Verdad N.o 1: La obesidad es una enfermedad crónica


Mucha gente cree que las personas que viven con obesidad o exceso de peso simplemente tienen un problema con la fuerza de voluntad, que si se esforzaran más para comer menos y moverse más, perderían peso y no lo recuperarían. Resulta que esto está LEJOS de ser el caso.


El Dr. David Macklin, especialista en obesidad, quien tiene su consultorio en Toronto, Canadá, dice: “Hay una gran cantidad de evidencia médica excelente que sugiere que luchar contra el peso es una verdadera enfermedad compleja, hereditaria e influenciada por el medio ambiente.” ¿Por qué es ese el caso? Tiene que ver con la forma en que nuestros cuerpos evolucionaron hace decenas de miles de años cuando no se podía acceder a la comida tan fácilmente.

Digamos que empiezo una dieta y comienzo a perder peso; desafortunadamente, mi cuerpo piensa que eso se debe a que la comida de repente es muy escasa y comienza a luchar, tratando de evitar una pérdida de peso adicional y esforzándose para volver a mi peso original. Disminuye mi metabolismo, por lo que quemo menos calorías y se recarga de hormonas para darme más hambre, al mismo tiempo que debilita las hormonas que me hacen sentir lleno.

Esta es la forma en que mi cuerpo se protege a sí mismo, realmente cree que estoy en peligro. Incluso las personas más motivadas que hacen dieta están esforzándose en contra de su propia biología y, en última instancia, casi todas las personas que hacen dieta recuperan el peso, y a veces hasta un poco más. Son estos mecanismos los que hacen de la obesidad una enfermedad crónica, “al igual que el asma, que la depresión, que el Parkinson”, como dice la Dra. Laura Reardon, experta en obesidad en Halifax.


Verdad N.o 2: La genética juega un papel importante


“Lo que pesamos es el resultado de lo que comemos y cuánto ejercicio hacemos” es una creencia muy común. En realidad, la verdad es que la genética juega un papel importante en lo que pesamos, “y determina casi el 80 % de nuestra talla y forma”, según el Dr. Macklin.


Continúa señalando que los números son muy similares para la estatura, pero dice que “realmente no ves a las personas culpándose a sí mismas o sintiéndose inferiores solo porque no miden lo que realmente sienten que deberían medir, sin embargo, la influencia genética es la misma, entre la altura y el tamaño de nuestro cuerpo”.
Tendemos a ver la altura como algo que está determinado por nuestros genes, mientras creemos que nuestro peso está bajo nuestro control, pero es más complejo que eso.


Verdad N.o 3: Para la mayoría de las personas, la dieta y el ejercicio por sí solos no son suficientes…


Para aquellos que creen que la fórmula para controlar el peso es simple, que todo lo que tenemos que hacer es comer menos y movernos más, esta es la realidad.  Para la mayoría de las personas, la dieta y el ejercicio por sí solos no son suficientes para ayudarlos a alcanzar y mantener un peso más saludable.  Parte de esto tiene que ver con la naturaleza de las “dietas” como se les ha considerado desde siempre.


El experto en obesidad de Vancouver, el Dr. Ali Zentner, lo expresa de esta manera: “El problema de las dietas es que no funcionan. Las dietas tienen un comienzo, tienen una parte media y tienen un final. El desafío de una dieta es que se basa en la restricción. Se basa en la negación, la privación. En las dietas, se afirma: ‘simplemente esfuérzate más y odia esto’ durante un cierto período de tiempo. Pero cuando se trata de obesidad, tienes que hacer esto para siempre”.
Hacer cambios sostenibles hacia un estilo de vida más saludable es importante, pero cuando no es suficiente, debemos probar algo más…


Verdad N.o 4: EXISTEN tratamientos para ayudar a cualquier persona a alcanzar un peso más saludable


Estas son las buenas noticias: hay otros tratamientos disponibles, otras soluciones además de las dietas y el ejercicio, o el uso de más fuerza de voluntad.  El experto médico, el Dr. Sean Wharton lo expresa de esta manera: “Hay recursos para ayudarte a mantener ese peso y no es la fuerza de voluntad. Fallaste con la fuerza de voluntad una y otra vez. Entonces tiene que ser algo diferente, como la cirugía bariátrica, medicamentos o la terapia cognitivo-conductual. Así que hay esperanza. Hay una respuesta, hay algo que sí sirve”. 


Y el primer paso para encontrar la respuesta que existe es hablar con tu médico sobre la posibilidad de recibir tratamiento médico para tu peso. Podría implicar que te recomienden un especialista o explorar algunos de los tratamientos médicos disponibles con tu médico de cabecera; consultar a un profesional de la salud te ayudará a encontrar un plan individualizado que sea adecuado para ti y tu situación. Investiga y ten presente que, como expresa la Dra. Judy Shiau, especialista que da consultas en Ottawa: “Es realmente valioso buscar atención médica, ya sea con tu médico de cabecera o si te derivan a una clínica especializada para el control de peso. No hay nada de malo en conseguir esa ayuda profesional”.


Y si estás buscando más evidencia de que “luchar contra el peso no es un defecto de carácter”, como dice el Dr. Macklin, no busques más allá, mira este magnífico video de personas con obesidad que hablan de sus experiencias viviendo en cuerpos más pesados. Es inspirador, representa una lección de humildad, y nos recuerda que el juicio y el estigma hacia quienes viven con obesidad no es la respuesta. Gracias por tu interés por conocer las verdades y comprender mejor este tema…

Para encontrar un endocrinólogo en tu área, haz clic aquí

¡Inscríbete en nuestra clase gratuita en línea aquí!

Menu