Establecer objetivos y alcanzarlos 

Bienestar, Blog

Hay algo tan atractivo en un “show de cambio de imagen”. En menos de 1 hora, observamos cómo los profesionales evitan que una persona se sienta triste y desanimada y hacen que resplandezca por dentro y por fuera. ¡La persona que recibió el cambio de imagen tiene cabello nuevo, ropa nueva, una nueva rutina de ejercicios, una nueva dieta y, a veces, incluso una nueva casa! Sus amigos y familiares ni siquiera los reconocen y todos (¡incluso los espectadores!) lloran de alegría. Es lo suficientemente inspirador como para hacer que alguien quiera tirar toda su despensa y guardarropa y luego pasar el resto del domingo haciendo una lista de veinticinco cosas que serán diferentes cuando llegue el lunes por la mañana.

Mentiría si dijera que no he estado en el lugar del creador de listas del domingo por la noche, y Karen Tulloch, kinesióloga registrada y gerente de desarrollo de programas en el Programa de Control de Peso Médico en Canadá, nos dice que exagerar el establecimiento de objetivos iniciales es un fenómeno muy común. “Nos volvemos un poco locos con el establecimiento de objetivos y la gente empieza a hacer listas en vez de objetivos”, dice. La mejor opción, según Tulloch, es elegir solo una cosa y enfocarse solo en eso.

Para empezar, sugiere elegir un objetivo realista que beneficie la salud. Escribe el objetivo y mantente enfocado en ese elemento único hasta que tengas un “éxito constante”. Tulloch sigue diciendo: “Y una vez que [tengas] un éxito constante, tal vez en las próximas dos o tres semanas… agregas otro objetivo”. Al trabajar en un objetivo a la vez, los hábitos se convierten en una segunda naturaleza en vez de una lista de cosas que debes recordar. El establecimiento de objetivos se vuelve menos laborioso y más alegre.

Puedes elegir cualquier objetivo para empezar y no hay límite en cuanto a cuántos puedas agregar con el tiempo. Escoge algo realista y medible… y prepárate para tener éxito. Aquí hay una gran lista de sugerencias de “hacer una cosa” para ayudarte a empezar.

  • Come un desayuno equilibrado todos los días
  • Elimina o reduce los refrescos u otras bebidas azucaradas de tu dieta.
  • Agrega 10 minutos de meditación al menos 4 días por semana.
  • Realiza 30 minutos de entrenamiento de fuerza al menos 2 días por semana.
  • Reparte cada refrigerio antes de comer y respeta el tamaño de la porción.
  • Camina durante al menos 20 minutos, al menos 3 días a la semana.
  • Bebe al menos 64 oz de agua al día.
  • Reemplaza 30 minutos de tiempo de pantalla por lectura u otra actividad diaria.
  • Practica un ejercicio de respiración profunda de 1 minuto al menos dos veces al día todos los días.
  • Mantente alejado de tu teléfono y otras pantallas al menos 30 minutos antes de acostarte.
  • Consume un mínimo de 3 porciones de verduras al día.
  • Duerme al menos 7 horas cada noche.

El modelo de cambio de imagen extremo es atractivo, pero hacer una cosa a la vez es más fácil y más sostenible a largo plazo. “El éxito genera éxito”, dice Tulloch. Y no hay mejor sentimiento que eso.

 

Menu