Lograr lo que realmente importa

Bienestar, Blog

Por Madeleine Ortiz

“Pero no tengo suficiente tiempo…”. Cómo lograr sus metas incluso cuando la vida es una locura

Lograr una meta puede ser un reto y esto es especialmente cierto cuando se trata de perder peso. Los obstáculos al éxito están en todas partes. Los alimentos procesados que están en la sala de descanso en el trabajo amenazan con desviarnos del camino cuando tenemos hambre en la tarde, un presupuesto ajustado puede impedir que nos inscribamos en el gimnasio y comidas con una apariencia deliciosa nos tientan en la televisión cada vez que hay un corte comercial. Traemos refrigerios de casa, buscamos alternativas menos costosas e incluso prometemos dejar de ver la televisión, pero aun así quizás nos estemos olvidando de una habilidad importante cuando se trata de lograr nuestras metas. “Una de las cosas que a menudo se subestima cuando estamos tratando con el peso”, de acuerdo con el Dr. Michael Lyon, un experto en la pérdida de peso, “es la importancia de la gestión del tiempo”.

El Dr. Michael Lyon dirige un programa médico de control de peso en Canadá y escucha repetidamente las mismas inquietudes de sus pacientes: “No tengo tiempo para hacer ningún ejercicio. No tengo tiempo para cocinar. No tengo tiempo para sentarme y aprender a relajarme o meditar”. Y aunque el Dr. Lyon reconoce que la mayoría de nosotros llevamos vidas muy agitadas, casi todos nosotros podríamos beneficiarnos de aprender cómo aprovechar al máximo el tiempo durante nuestro día.

Priorizar las tareas y averiguar qué es realmente importante es un paso crítico cuando se trata de la gestión del tiempo. A fin de ayudar con la asignación de prioridades, el Dr. Lyon sugiere usar dos palabras clave:

Urgente

Si algo es urgente, se tiene que hacer tan pronto como sea posible. Tiene prioridad sobre las tareas que son menos sensibles al tiempo.

Importante

Algo importante significa que es necesario o beneficioso. Si una tarea importante no se realiza, empeora nuestra calidad de vida o incluso hace que una situación sea peligrosa.

Bien, ahora que sabemos cómo clasificar nuestra lista de cosas por hacer, el Dr. Lyon recomienda hacer una lista de tareas que a usted le gustaría realizar en un día ideal. Ponga todo en la lista. Luego póngale al primer elemento una de las siguientes cuatro etiquetas.

1. Urgente e importante

Las cosas que son urgentes e importantes son sensibles al tiempo y esenciales para su vida. Pagar la factura eléctrica es un ejemplo de una tarea urgente e importante. Se tiene que hacer para una fecha determinada o se podría desconectar su electricidad. Llevar a los niños a la escuela es otro ejemplo de algo que podría ser urgente e importante.

2. Importante pero no urgente

Algunas cosas son importantes pero no necesariamente urgentes. Quizás sea importante que usted le mande a su amiga una tarjeta por su cumpleaños, pero si todavía faltan algunas semanas para su cumpleaños esta no es una tarea urgente. Organizar su armario es otro gran ejemplo que el Dr. Lyon comparte con nosotros. Organizar su armario puede hacer que su hogar esté más ordenado y ayudar a reducir el estrés, lo que lo hace importante, pero no es sensible al tiempo.

3. Urgente pero no importante

En algunos casos, otros podrían presionarnos para que realicemos sus tareas urgentes. Quizás su hija olvidó mencionar que había una venta de pasteles para la escuela y ahora le está pidiendo que hornee tres docenas de galletas para ella para mañana. Esto es urgente, porque es sensible al tiempo, pero no es importante. Puede parecer muy importante, pero en la mayoría de los casos la venta de pasteles de la escuela sobrevivirá sin sus galletas.

4. No urgente y no importante

De acuerdo con el Dr. Lyon, más de nuestra rutina diaria de lo que pensamos en realidad cae en esta cuarta categoría, no urgente y no importante. Quizás ver televisión, desplazarse por los medios sociales y navegar por la web sea relajante, pero por lo general no son urgentes ni importantes. No es malo hacer estas cosas a veces, pero aun así se les debe reconocer como algo que no es crítico para su vida.

Una vez que su lista haya sido escrita y etiquetada, el Dr. Lyon aconseja volver a revisarla o incluso pedirle a un ser querido una opinión imparcial. “A veces”, dice el Dr. Lyon, “nuestro deseo de cuidar a otros puede hacer que etiquetemos erróneamente una tarea como urgente e importante, cuando en realidad podría ser solo uno o el otro (o no ser ninguno).

Ahora es más fácil priorizar su lista de cosas por hacer y encontrar tiempo para su salud. Todas las tareas urgentes e importantes se tienen que realizar primero, pero luego usted puede comenzar a ocuparse de su lista de cosas que son simplemente “importantes”. Los elementos de la lista de tareas importantes que tengan que ver con un usted más saludable y feliz deberían ser las primeras cosas que se marquen en esa lista. “En última instancia, la clave para una vida exitosa”, señala el Dr. Lyon, “es comprender que es realmente importante saber qué cosas priorizar, incluso si no son urgentes. El cuidado personal no es egoísta”, continúa. “Piense en ello como una inversión para su futuro. Usted tiene que tomarse el tiempo para hacer ejercicio. Usted tiene que tomarse el tiempo para comer bien. Usted tiene que tomarse el tiempo todos los días”.

La gestión del tiempo puede requerir práctica, pero comenzará a ser más fácil, y una vez que la buena salud forme parte de su rutina, usted nunca querrá sacarla otra vez de su lista de cosas por hacer.

 

Menu