9 consejos para una alimentación consciente

Blog, Comida

Por: Melinda D. Maryniuk, MEd, RD, CDE

La alimentación consciente se enfoca más en cómo comer en lugar de qué comer. Comer conscientemente significa estar completamente presente y consciente cuando uno come. Frecuentemente comemos sin estar conscientes: distraídos por la televisión, de pie frente al refrigerador picando mientras decidimos qué preparar para la cena, o impulsados a comer cuando no tenemos hambre solo por ver comida. Al estar conscientes cuando comemos, muchas veces es posible quedar satisfecho con menos comida porque realmente hemos disfrutado la comida que hemos comido en lugar de solo comerla inconscientemente.

Qué puedo hacer:

  • Mira cuidadosamente la comida antes de comenzar a comer. Presta atención a la apariencia, la textura y el olor. Piensa en el viaje que hizo para llegar a ti. Se consciente de que estás a punto de comer algo.
  • Crea un lugar especial y una rutina para cenar. Trata de comer la mayoría de tus comidas y refrigerios en un lugar específico (como la mesa de tu cocina) y trata realmente de evitar comer mientras estás de pie o en el coche o en otras partes de la casa.
  • Incluso si estás comiendo solo, ten un mantel individual especial y crea un ambiente atractivo que contribuya a que estés más consciente.
  • Evalúa tu nivel de hambre en una escala de 1 a 10 (siendo 1 realmente lleno y 10 muerto de hambre) antes de comer. Evita comer en cualquier extremo de la escala. Ten como objetivo mantener tus niveles de hambre entre 4 y 7 para que no corras el riesgo de comer cuando no tengas hambre o comer de más cuando estés muerto de hambre.
  • Evita distraerte mientras estás comiendo, tal como comer mientras ves televisión o hablas por teléfono. Frecuentemente comemos inconscientemente mientras estamos distraídos y antes de darnos cuenta la bolsa de papas fritas ya desapareció. Trata de comer una comida en silencio para ver si es más fácil ser más consciente de tu comida.
  • Siempre que sea posible, no comas de una bolsa o fuente. Por ejemplo, no comas papas fritas de una bolsa grande. Pon la porción que piensas comer en un plato, guarda la bolsa y siéntate a disfrutar tu porción. Esto realmente puede ayudar a evitar comer inconscientemente.
  • Come más despacio. Ten como objetivo masticar cada bocado por lo menos 15 a 20 veces. Presta atención al sabor de cada bocado y cómo puede cambiar mientras más lo masticas. Considera usar palillos chinos o comer con la mano no dominante para ayudarte realmente a ir más lento.
  • Después de cada bocado de comida, haz una pausa antes de tomar el siguiente bocado.

Menu